¿En qué fase de la toma de decisiones está usted en este momento?

   

La anomalía de la mama tuberosa viene dada debido al poco desarrollo o malformación de la mama femenina. Aun así, es una forma que se da con frecuencia en las mamas femeninas. No hay estadísticas disponibles en relación a su incidencia, sin embargo, los cirujanos plásticos y ginecólogos pueden constatar que existen varios grados diferentes de mamas tuberosas ya que ven este problema diariamente en sus consultas.

mama tuberosa.001Un porcentaje muy alto de mujeres que no están contentas con su pecho y quieren realizarse un aumento, padecen de mamas tuberosas sin ni siquiera saber que este tipo de anomalía existe. En la mayor parte de los casos, les avergüenza el aspecto de su pecho e incluso evitan ir a nadar, a la sauna o a la playa. Otras ni siquiera se atreven a hablar de este tema ni con sus mejores amigas, madres o hermanas.

Para arreglar este problema, se puede reconstruir el pecho con una lipotransferencia o con implantes, de manera que quede un pecho mucho mejor moldeado e incluso más grande, si así se desea.

Indicaciones

Las mamas tuberosas o pecho "Snoopy-nose" (denominado así por su forma parecida a la nariz de Snoopy) son pechos poco desarrollados o malformados. En la mayoría de los casos, falta la parte inferior de la mama o es demasiado pequeña en comparación a su parte superior, por lo que el pliegue que se crea debajo del seno es demasiado pronunciado, ubicándose demasiado cerca del pezón y la areola. Además, esta puede ser más grande de lo normal y más voluminosa. Es común que también exista asimetría entre ambas mamas. Hay varias categorías diferentes (I-III):

Tip I II III
Base Constricción menor Constricción moderada Constricción severa
Pliegue inframamario Lateral normal, elevación media menor Elevación media y lateral Elevación del pliegue entero o ausencia de pliegue
Envoltura cutánea Suficiente Insuficiencia inferior Insuficiencia general
Volumen del pecho Deficiencia mínima o hipertrofia Deficiencia moderada Deficiencia severa
Ptosis Deficiencia mínima o hipertrofia Ninguna o leve Leve/moderada
Areola Aumento Hernia normal, leve o moderada Hernia severa

Cirugía reconstructiva y plástica 135(1):73–86, JAN 2015

Tratamiento

Hay tres diferentes de tratamientos dependiendo de cómo sea cada caso; del grado de malformación y de si se desea o no el aumento de pecho:

1. reconstrucción de mamas usando tejido adiposo propio para la lipotransferencia,

2. reconstrucción de mamas combinada con mastopexia e implantes o

3. aumento de pecho con implantes.

1) La única opción que ofrece efectos paulatinos es la reconstrucción de mamas con lipotransferencia.

Haciendo una liposucción (hay varias técnicas), se obtiene tejido adiposo de diferentes áreas (cartucheras, costados, vientre, muslos...) y se trasfiere al pecho (tejido subcutáneo y músculo pectoral). Esta es la opción perfecta para las mujeres que quieran mejorar la forma del pecho sin realizarse un aumento de talla.

Mediante la lipotransferencia se pueden rellenar las partes poco desarrolladas y con falta de volumen y moldear el pecho, aunque la cantidad de grasa trasferida está limitada a media talla por sesión. El inconveniente de este proceso más natural es que se necesita más de una operación para obtener el resultado deseado. No obstante, el principal beneficio es que no se implanta material externo al propio cuerpo.

2) La terapia más usada es la que supone una combinación de mastopexia periareolar (lifting mamario alrededor de la areola) con implantes de silicona ya que provoca que el pliegue pronunciado de la parte inferior del pecho se rellene.

Generalmente se colocan implantes bajo el músculo pectoral. En la mayoría de los casos se combina esto con la lipotransferencia para moldear y rellenar las áreas subdesarrolladas del pecho y así conseguir un resultado más natural.

La lipotransferencia ayuda especialmente a estrechar el canalillo abierto típico de las mamas tuberosas. Sin lipotransferencia es muy difícil tratar este área debido a que el músculo pectoral se encuentra en los bordes laterales del esternón y, por lo tanto, no hay manera de cerrar este hueco sin implantes subpectorales. También se puede corregir la asimetría de la forma del pecho usando lipotransferencia.

3) En casos que presenten menos deformidad, bastaría con un aumento de pecho con implantes, aunque para conseguir un resultado más natural y poder unir el espacio entre los pechos, se necesitaría también una lipotransferencia.

Lipotransferencia: En las 3 opciones se recomienda realizar una lipotransferencia (liposucción con trasferencia de grasa al pecho). Durante los últimos años, la tendencia es utilizar la liposucción water jet ya que presenta mayor número de beneficios. Algunos estudios afirman que las células adiposas extraídas usando esta técnica son de mejor calidad y, por ello, la grasa trasferida tiene mayor tasa de aceptación por el cuerpo del paciente (porcentaje más alto de células que sobreviven en el nuevo entorno).

Es más, la técnica de trasferencia más innovadora hasta ahora, la EVL (expansión-vibración-relleno) ha resultado ser una revolución en el mundo de la lipotransferencia. Con esta técnica se expande y relaja el área durante la transferencia usando la vibración, provocando un volumen de trasferencia así como una tasa de aceptación mucho más alta.

Todas las cirugías se llevan a cabo con anestesia general y requieren que la paciente pase una noche ingresada. Antes de la anestesia, se requiere un período de ayuno de seis a ocho horas, es decir, no se debe ingerir alimentos sólidos, líquidos o chicles y la paciente debe abstenerse de fumar, a no ser que el anestesista le indique lo contrario.

Durante la semana previa a a intervención, nose debe ingerir medicamentos que afecten a la coagulación de la sangre tales como Aspirina® (ácido acetilsalicílico) o Marcumar (fenprocumón). Si suele tomar esta medicación con frecuencia, hable con su cirujano para buscar otras opciones sustitutivas. Se recomienda dejar de fumar una o dos semanas antes de la cirugía ya que fumar impide que las heridas sanen con normalidad. También queda prohibido fumar durante las dos semanas posteriores a la intervención, así como ingerir nicotina en cualquier formato (chicles, cigarrillos eléctricos o parches).

Recuperación

Las pacientes no deben practicar deporte, levantar peso ni realizar tareas físicas durante las 6 semanas posteriores a la cirugía. No se debe levantar los brazos a más de 90º. Se debe llevar un sujetador postoperatorio durante 4 a 6 semanas posteriores a la intervención 24/7.

A pesar de que las mamas tuberosas se tratan como una deformidad del pecho, no se puede dar un certificado de incapacidad para trabajar ya que el sector público de la sanidad lo clasifica como un tema estético. Por lo tanto, las pacientes deben tener en cuenta su situación laboral y pedirle consejo a su cirujano sobre el tiempo que debe mantenerse de baja.

Resultado de la cirugía

Cada resultado depende de varios factores. Lo primero y más importante es la condición previa de cada paciente. En la consulta, el cirujano que lleve a cabo la intervención deberá proporcionarle un tratamiento individual y discutir los posibles resultados y limitaciones.

Cada paciente necesita encontrar al cirujano correcto al que confiarle su caso. Existen muchos cirujanos que no están lo suficientemente calificados para realizar estas intervenciones y, sin embargo, las ofrecen. En Europa, una característica importante debe ser la especialización en Cirugía Plástica (titulado) y quizá el pertenecer a alguna de las sociedades de cirugía plástica europeas (la mejor del país donde realiza su praxis).

Lo último y no por ello menos importante, hay que destacar el papel de la paciente. Abstenerse de ingerir nicotina es tan importante como seguir las recomendaciones del cirujano (como no realizar tareas físicas o levantar peso durante el tiempo recomendado).

Complicaciones derivadas

Como cualquier otra cirugía, la reconstrucción de mamas o el aumento de pecho tiene sus riesgos. Los más importantes son:

  • Sangrado
  • Infecciones
  • Fibrosis capsular
  • Rotación de implantes anatómicos
  • Cicatriz hipertrófica/queloides
  • Reducción o pérdida de sensibilidad del pezón y la areola

Contraindicaciones

Como todas las cirugías estéticas, solo se pueden realizar en personas adultas sanas que no estén embarazadas ni dando el pecho. Si la paciente tiene en perspectiva quedarse embarazada en un futuro cercano, se recomienda que se posponga la cirugía hasta haber dado a luz y habiendo pasado 6 meses tras dejar de dar el pecho.

Publicado: 07.02.2018

Especialistas en su área   
Procedimientos de otros pacientes