Implantes faciales

Los implantes faciales sirven para complementar el volumen de las partes insuficientemente desarrolladas de la cara y tienen como resultado la obtención de mejores proporciones faciales estéticas. Se utilizan para aumentar el mentón, acentuar los pómulos o destacar el perfil de una nariz inexpresiva.

zena kopie
Implantes faciales

Hay varios tipos de implantes faciales, producidos de diversos materiales, como por ejemplo silicona. Para complementar el volumen se pueden utilizar también los propios tejidos, como por ejemplo huesos, cartílagos etc.

Desarrollo y resultado del uso de implantes faciales

La intervención se realiza generalmente bajo anestesia general o adormecimiento inducido (sedación consciente). La operación dura, según el tipo de problema, de 30 a 60 minutos. Hace falta que el paciente se someta a un examen preoperatorio interno. A menudo el procedimiento se complementa con otra operación, por ejemplo, el lifting. Tras la cirugía, las regiones operadas quedan doloridas e hinchadas, además de presentar moratones. Es necesaria la internación en el hospital por lo menos hasta el segundo día. El regreso a las actividades normales ocurre generalmente tras dos semanas. El resultado de implantes faciales es duradero.

Actualizado: 31.05.2011

¿Es usted un experto en este procedimiento? ¡Escriba una descripción de este procedimiento! Los visitantes del sitio que buscan información sobre este procedimiento verán que usted es el autor – un médico confiable, experto en esta área. Los pacientes tienden a contactar a los doctores que consideran expertos en el problema específico que buscan solucionar. ¿Quiere publicar algo? ¡Contáctenos hoy mismo! Consulte la muestra y las condiciones para escribir textos originales.
Especialistas en su área   

Procedimientos de otros pacientes